Marcela Benavides, Cimunidis: “Buscamos la desnaturalización de las violencias hacia las mujeres”

Marcela Benavides, Cimunidis: “Buscamos la desnaturalización de las violencias hacia las mujeres”

En Chile ser mujer  y vivir con alguna discapacidad implica exclusión y segregación de la diversidad funcional, así lo consigna Marcela Benavides, Directora de Círculo Emancipador de Mujeres y Niñas con Discapacidad en Chile (Cimunidis), organización que en 2017 integra el Programa de Fondo Alquimia Contra Todas las Violencias: A mí me pasa, yo difundo y yo prevengo.

“El lugar más peligroso para una mujer con discapacidad es un psiquiátrico porque sus derechos son vulnerados en todos los niveles”, asegura Marcela, quien añade que en nuestro país existe otro problema… “aquí la rehabilitación para personas adultas con discapacidad no existe, sólo hay para niños y es la Teletón, ni siquiera es el Estado quien se hace cargo”.

De hecho, un estudio respaldado por ONU Mujeres en 2016, reveló que el 70% de las mujeres con discapacidad en Chile, Costa Rica y Uruguay sufren algún tipo de violencia, desventajas y marginalidad.

Específicamente, el estudio indica que en nuestro país el número de mujeres que ha sufrido violencia asciende a tres millones, de las cuales aproximadamente un tercio presenta algún tipo de discapacidad.

Por esta razón, la existencia de organizaciones como Cimunidis cobra tanta importancia, pues hoy por hoy, es una de las pocas entidades, sino la única, que visibiliza la poca independencia, la falta de acceso a educación sexual, el acoso callejero, las violencias obstétricas, sexuales, económicas, políticas y jurídicas que las mujeres con discapacidad deben sortear día a día.

“De todas formas creo que esto es cultural, cómo hemos sido mentalizadas, ya que no vemos lo que es evidente”, sostiene Marcela Benavides. La directora de Cimunidis agrega que “debemos inculcar una mirada distinta, que reconozcan que nosotras ya descubrimos y nos dimos cuenta de esas violencias, que es un compartir y mirarnos a nosotras mismas, porque es un despertar conjunto y aprender de nosotras como mujeres. Debemos incidir en ellas esa misma mirada”, precisa.

A través del programa Contra Todas Las Violencias, el cual es apoyado por Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para Eliminar la Violencia contra la Mujer  de ONU Mujeres  e implementado por Fondo Alquimia en conjunto con Corporación Humanas, Rompiendo El Silencio, Transgéneras por el Cambio (Talca), ICW Mujeres Viviendo con VIH y Sindicato Unitario de Trabajadoras y Trabajadores de Casa Particular (Sinducap), Marcela consigna que, junto con elaborar estrategias de prevención para las mujeres con discapacidad, Cimunidis busca el empoderamiento de las mujeres, la desnaturalización de las violencias, hacer una llamado a la acción a dar el paso, a descubrir las capacidades que tienen las mujeres y así hacer un semillero de lideresas feministas. “Avanzar en igualdad pasa por erradicar todos los tipos de violencia que hoy viven niñas y mujeres en nuestro país”, resalta.

En ese contexto, Marcela hace un llamado a las mujeres a darse cuenta en el círculo de violencia en el que están envueltas. “Esta es una sociedad segregada, no es una sociedad de oportunidades, es clasista y ese tipo de violencias no son fáciles de ver”, comenta agregando que es aún peor cuando se tiene algún tipo de discapacidad. Sin embargo, asegura,  es posible exigir nuestros derechos, visibilizar desde los micromachismos hasta las grandes violencias mirando y socializando nuestras propias historias.