Editorial: Fortaleciendo los activismos por el derecho al aborto

Editorial: Fortaleciendo los activismos por el derecho al aborto

Desde el término de la dictadura, las feministas han actuado por colocar el aborto en el debate público y lograr despenalizar social e institucionalmente la decisión de las mujeres.

En los últimos años, el activismo social en los territorios y a nivel nacional se ha enfocado en deconstruir imaginarios que ponen en cuestión el derecho a decisión de las mujeres, y muchos colectivos entregan información sobre aborto seguro y acompañan a las mujeres en sus procesos abortivos.

Fondo Alquimia no ha estado lejos de este proceso y ha acompañado el activismo de decenas de grupos que hacen frente a la penalización del aborto. Hoy por hoy implementamos el Programa Derecho a Decidir, el cual apoya a nueve organizaciones más una articulación de colectivas a nivel nacional.

Organizadas desde Arica a Coyhaique, estos grupos de mujeres están llevando a cabo campañas de difusión, escuelas de formación, conversatorios y talleres. A través de estas acciones, no sólo aportan al debate público sobre la despenalización del aborto en todas sus dimensiones, sino que sensibilizan, educan y ayudan a sus propias comunidades en algo tan esencial como es el derecho a decidir de las mujeres.

Las acciones antes descritas cobran especial valor en comunidades como Putre en Arica, Alto Hospicio en Iquique o Boyeco en Temuco. Pues es precisamente en esos territorios donde muchas veces la institucionalidad no llega, es ahí donde la clandestinidad y los prejuicios ponen en riesgo la vida, la salud y la libertad de mujeres adultas, jóvenes y niñas. Es precisamente ahí donde el activismo se hace cargo generando redes y enfrenta la falta recursos económicos que impide el acceso a información y a procedimientos seguros.

El interés y preocupación del movimiento de mujeres y feminista en torno al derecho a decidir de las mujeres no es nuevo, ha estado presente en Chile desde fines del siglo XX y ha sido testigo de avances y retrocesos en esta materia. No obstante, hoy se viven de manera más patente contextos adversos a la sostenibilidad y seguridad de las defensoras del derecho al aborto y sus organizaciones.

Es por ello que apoyar el activismo y contar con organizaciones fortalecidas y vinculadas entre sí, es crucial. Como fondo de mujeres creemos que hoy más que nunca es vital catalizar los esfuerzos del activismo, compartir experiencias en el país y con otras en la región, desarrollar nuevas sinergias para expandir e incrementar las alianzas con otros actores sociales. Solo así evitaremos un escenario más perjudicial aún, como sería la persecución abierta de las mujeres que abortan y de las defensoras de derechos humanos.

A continuación compartimos parte del trabajo que algunas de nuestras copartes están llevando a cabo. Te invitamos a leer y compartir.

Activistas lanzan campaña Miso pa todas, infinitas causales

Kolectiva T-Amarga: “En Atacama lo que menos se protege es el derecho a decidir”

Aborto libre: una reflexión desde la mirada interseccional