Rompiendo El Silencio y visibilidad lésbica: “Aún queda mucho por avanzar”

Rompiendo El Silencio y visibilidad lésbica: “Aún queda mucho por avanzar”

En el marco de la Semana de la visibilidad lésbica y bisexual, Rompiendo El Silencio, copartes de Fondo Alquimia en los programas Géneros y Sexualidades Diversas y Contra Todas Las Violencias, nos contaron del trabajo que están realizando este año y los desafíos que tienen por delante.

Articular, incidir y autoformación política
Hoy tenemos tres objetivos principales: incrementar en diferentes espacios políticos y de articulación la visibilidad de las demandas de lesbianas y bisexuales; incidir con un enfoque feminista y de derechos sexuales y reproductivos en diversas instancias como educación y salud; e incrementar la formación política de compañeras lesbianas y bisexuales.
Este año llevamos a cabo los talleres Actívate en regiones. La experiencia fue de crecimiento, ya que en años anteriores los habíamos realizado en Valparaíso y Concepción y esta vez el desafío fue ir más allá, como Arica o Puerto Montt.
Nos sorprendió ver el entusiasmo que hay por participar en esta última zona y lo necesario que es desarrollar con mayor continuidad estas iniciativas. Porque no es que nosotras vayamos “a enseñar” sino a compartir herramientas con las compañeras y que logremos entre todas reflexionar sobre nuestras instancias políticas y activistas y las mejores estrategias para lograr los objetivos, como también conociendo la historia de un movimiento invisibilizado como todo lo que tiene relación con las mujeres.
El desafío es mejorar el enfoque y contenido de estos talleres y llegar a más zonas y regiones o tal vez reforzar aquellas en las que ya hemos participado. El fortalecimiento político es para que más mujeres lesbianas tengan conciencia de la importancia de organizarse y visibilizar sus voces en un contexto adverso que las invisibiliza.

RompiendoElSilencio_taller

Taller sobre DDSSRR realizado en un colegio de Renca.

Trabajo con estudiantes
Realizamos actividades prácticas de trabajo en grupo donde ellxs debaten sobre qué entienden por identidad, además de los estereotipos que les implanta la sociedad y el peso que significa llevarlos. Las reflexiones que han surgido es que las y los jóvenes se sienten atados a ciertas prácticas sobre “el deber ser” versus lo que realmente quieren ser.
Además de la orientación sexual de cada uno, existen estereotipos femeninos y masculinos que no representan a la juventud actual. Por otra parte, el sistema escolar, tampoco ofrece alternativas de cambio, pues los profesores no cuentan con formación sobre diversidad sexual, identidad de género o feminismo.
Lxs estudiantes tienen muchas dudas respecto a los derechos sexuales y reproductivos y salud sexual. Al no haber una educación al respecto, sus preguntas van enfocadas a prevenir un embarazo, más no para prevenir enfermedades de transmisión sexual.
El trabajo con sus pares les ayuda a sentirse en un espacio horizontal donde no son juzgadxs o evaluadxs por sus comentarios

Visibilidad lésbica
Si bien la revista Rompiendo El Silencio (RS) fue un hito histórico, es sorprendente cómo la sociedad va borrando estas iniciativas y cómo es nuestra responsabilidad preservar la memoria de pasos tan importantes y que se dieron en tiempos complejos de mayor invisibilidad de lo lésbico como la revista.
Todos los procesos se van presentando, pero desde RS hemos visto las oportunidades que nos presentaba el contexto y por eso nos conformamos como agrupación, para desde lo colectivo, incidir en la instalación de un discurso público y político desde la lesbiandad.
Se ha ganado mayor visibilidad respecto a la situación de las lesbianas hace 15 o 10 años atrás, pero aún queda mucho por avanzar. En las tareas pendientes, no podemos avanzar solas, el Estado también debe actualizarse, ya sea en protocolos de atención como en la legislación, por ejemplo, aprobar la ley sobre derechos de filiación para hijos e hijas de parejas del mismo sexo.
Por otra parte, debe existir un trabajo en conjunto con las organizaciones de la diversidad y los medios de comunicación, ya que cuando hablan de mujeres lesbianas y bisexuales, aparecen vocerías masculinas.

Conoce más del trabajo de Rompiendo El Silencio y las actividades programadas en la Semana de La Visibilidad Lésbica y Bisexual en Facebook