Natalia Martin, voluntaria: “Para mí era vital sentirme conectada de alguna forma”

Natalia Martin, voluntaria: “Para mí era vital sentirme conectada de alguna forma”

Desde el mes de marzo contamos con el trabajo voluntario de Natalia Martin, quien se encuentra en Chile realizando su tesis doctoral. Aquí les contamos un poco más sobre su paso por nuestro país y la experiencia de colaborar con Fondo Alquimia.

Soy de varios sitios
Crecí en un pueblo cercano a Alcalá de Henares, Madrid, ciudad en la que vivo desde 2013, pero viví siete en Mérida, Venezuela, donde hice la universidad. Aunque estudié Historia, mi pasión siempre fue la Antropología, área en la que actualmente hago mi tesis doctoral. Trabajo para la Universidad Autónoma de Madrid como becaria y estoy en Chile desde febrero, haciendo trabajo de campo y una estancia de investigación en la Universidad Central.

Mis intereses están en los feminismos
Aunque hago la tesis sobre mujeres españolas profesionales migrantes, mis intereses son muy amplios y diversos, siempre dentro del marco de los feminismos. En lo más cercano a lo académico, me interesa la construcción de subjetividades e identidades, en relación a los cuidados y las redes, pero en lo práctico mis dolores se relacionan con las múltiples violencias estructurales que sufrimos las mujeres en los diversos contextos. No me he inscrito nunca bajo una causa específica dentro de las múltiples problemáticas por las que los movimientos feministas luchan, me siento comprometida con todas.

Estar conectada y aportar es algo vital
Conocí a Fondo Alquimia por Patricia Ruiz quien presentaba su exposición de #NIUnaMenos en el Archivo Histórico Nacional. Para ese momento llevaba un mes en Chile y no había conocido a ninguna feminista todavía.
Es difícil conectarse con los movimientos y las organizaciones si no conoces a nadie o no tienes alguna pista que te abra el panorama. Patricia me contó de algunas colectivas y me habló de Fondo Alquimia, equipo al que se siente muy cercana.
Ella me llevó para la sede un día donde pude conocer a dos de las chicas. Ahí mismo me ofrecí como voluntaria. Para mí era vital sentirme conectada de alguna forma, y si podía aportar algo mientras estaba en Chile, genial.

Conocer a colectivos y activistas
Dentro de mi colaboración con Fondo Alquimia, lo que más me ha gustado han sido las reuniones en las que se colectiviza lo que hace cada una y se discute en conjunto. Ahí aprendo mucho de los aportes de cada una y también puedo conocer lo que hacen las demás. Ha sido una oportunidad para saber cómo funciona una organización así.
También ha sido estupendo participar en distintas actividades que se han organizado. Aunque una da apoyo logístico, puede participar activamente de los talleres. Ahí también he tenido la oportunidad de conocer a otras colectivas y otras activistas, lo que supuso que se me abriera el campo para conocer a los movimientos acá.
Fue un cambio importante, pasar de no conocer nada a estar en una “organización nodo”, vinculada con tantísimas colectivas. De ahí fui participando en otras actividades y conociendo otras chicas de manera que me sentí “en red”, conectada, que era como quería (necesitaba) estar.

*Si quieres formar parte del equipo de voluntarixs de Fondo Alquimia, escríbenos a info@fondoalquimia.org