Investigación Transitar: niñez y juventud trans en las voces de sus protagonistas

Investigación Transitar: niñez y juventud trans en las voces de sus protagonistas

Transitar fue la primera comunidad de niñez y juventud trans que existió en Chile. A través de dicha organización sus integrantes compartieron experiencias pioneras visibilizando la niñez trans en el espacio social y la demanda política.
A fines de 2017, Transitar se transforma en una unidad educativa dedicada a desarrollar talleres y material investigativo. Fue así como, con el apoyo del Programa Géneros y Sexualidades Diversas de Fondo Alquimia, la organización presentó en junio pasado la investigación “Transitar. Niñez y Juventud trans”.

A cargo de Lelya Troncoso, académica de Trabajo Social de la Universidad de Chile, y Niki Raveau, Licenciada en Artes y educadora trans; la publicación se convirtió en el único documento específicamente sobre niñez y juventud trans elaborado a nivel local. “Contiene testimonios a partir de más de 50 entrevistas. Ensayos, cuentos ilustrados y dibujos de personas trans entre los 5 y los 82 años de edad, revisando especialmente, etapas de niñez y juventud; experiencias en género y sexualidad; recomendaciones a las escuelas y entornos afectivos de personas trans; un glosario; los criterios iniciales de una ley de identidad de género favorable para menores de 18 años de edad trans; junto con un compilado de columnas de opinión, dando cuenta de tres años de recorrido”, precisa Niki Raveau.

En el documento colaboraron destacadamente personas trans de distintas edades, sus entornos afectivos, además de amigas lesbianas en la diagramación y diseño. A diferencia de otros estudios, sostiene Niki Raveau, intervienen personas trans como investigadoras. “Me parece esencial que llevemos a cabo nuestras propias investigaciones y confeccionemos nuestros propios materiales y propuestas”, señala.

El documento se produjo en un formato híbrido (guía-informe-cuento-historieta-poema-dibujo), acota Niki Raveau, para que pudiera infiltrar conceptos avanzados, en un lenguaje comprensible, dentro de la escuela y la casa; de la calle (considerando la niñez y juventud sin hogar o fuera de la órbita familiar), de la distancia pulcra y sancionadora de la academia o ciencia, .

transitar_lanzamiento

Lanzamiento “Transitar. Niñez y Juventud trans”, escuela Santa Victoria de Huechuraba el pasado 14 junio de 2018.

Respecto de los elementos que más llamaron la atención de las investigadoras, Niki comenta que dichas niñeces y juventudes, que en 2015 se aunaron bajo un paraguas “trans” con el fin de acabar con la invisibilidad absoluta y la falta de referencia dentro de la vida cotidiana, siempre comprendieron además de aquellas más normativas experiencias, identidades y/o expresiones llamadas, a veces, no binarias, queer, travestis. “La niñez y juventud trans ‘no binaria’ está presente en esta investigación sin forzarla porque la pudimos conocer desde cerca, en talleres y experiencias, así como igualmente educamos al respecto”, indica.

A un nivel masivo, las investigadoras comenzaron a educar sobre vivencias no binarias, en las escuelas y desde la niñez trans, no tanto por un deseo teórico, sino que a partir del reclamo de esa propia realidad. Al respecto, Niki Raveau comenta que “en Renca, Quilicura, La Pintana, estudiantes levantaban la mano señalando: ‘yo soy trans y me identifico como no binarie’. ‘Yo no soy trans, soy lesbiana y me identifico no binaria’. El espacio que se abría para esas vivencias más elásticas que las normas, sean trans o no, es el hallazgo que más me interesa comunicar. El potencial liberador de lo trans, más allá de lo trans pese a todo”.

Otro logro importante de la investigación fue plasmar parte del cambio cultural que trae la niñez trans: “su existencia latente y colectiva, revisada desde una investigación autónoma a la ciencia hegemónica. Si revisamos, por ejemplo, el relato europeo y estadounidense que incluso es favorable a la niñez trans (Ehrensaft, Gavilán), veremos que se trata de un nuevo universo de lo oculto y reducido: box/cubículo de atención psicológica, terapeuta/investigadorx frente a madre, padre, niñx. Jamás vivencias colectivas o fuera del dominio médico e institucional”, sostiene Niki.

En Sudamérica tampoco encontraban esas vivencias, agrega la investigadora, por lo que las quisieron compartir: “Una comunidad de niñez trans visible (colectivamente inserta en las demandas y espacios sociales); colectividad trans más allá de la familia (otra institución); identidades y expresiones no binarias a temprana edad; participación y demandas de clase. Lo que la realidad venía mostrando. No el diálogo de la adultez con una pura individualidad infantil”.

Tampoco la parte médica e institucional, agrega Niki Raveau, pues el cambio cultural que trae la niñez trans, los espacios y posibilidades que se abren, ponen en debate socialmente no sólo para quienes se autoidentifican trans. “Visto desde el ámbito que personalmente siempre me interesó más en torno a la niñez trans, esto es, la escuela ubicada en comunas populares, el enorme potencial pedagógico y transformador de las niñeces y juventudes trans”, puntualiza.

Revisa la investigación “Transitar. Niñez y Juventud trans” aquí

Mayor información en www.transitar.cl

Ilustración portada: Nicole Fabres