Mujeres migrantes: Este 25 de noviembre demandamos vivir con dignidad en este territorio

Mujeres migrantes: Este 25 de noviembre demandamos vivir con dignidad en este territorio

Para enfrentar las violencias que viven cotidianamente mujeres y niñxs migrantes surge en 2018 la Secretaría de Mujeres Inmigrantes, copartes de Fondo Alquimia. Por estos días de estallido social, la organización ha reforzado su trabajo co-cuidado y acompañamiento, así como también ha profundizado sus reflexiones respecto de la migración en nuestro país.


Transcurrido más de un mes del despertar de Chile y en el marco del 25 de noviembre, Día Internacional de Eliminación de Violencia hacia las Mujeres, la Secretaría de Mujeres Inmigrantes sostiene que la violencia política es una de las formas de violencia hacia las mujeres que generalmente se invisibiliza.

“Creemos, además, que como personas migrantes nuestra condición de género muchas veces pasa a un segundo plano desde la lectura tanto estatal como social. Como si las personas migrantes no tuviéramos condiciones específicas de género, raza y clase que condicionen el acceso a ciertos privilegios y derechos. Este 25 de noviembre es una buena fecha para visibilizar las demandas específicas que tenemos las mujeres migrantes para vivir con dignidad en este territorio”, aseguran las integrantes de la Secretaría.

De acuerdo con la visión de la Secretaría, en el contexto de la actual crisis político-social la violencia hacia mujeres y niñxs migrantes tiende no verse, ya que los temas raciales y migratorios están hoy por hoy fuera de la agenda urgente. “Ha dejado por fuera también a los primeros protagonistas de la explosión, lxs estudiantes secundarixs que son, justamente, el lugar en el que se mueven los niñxs migrantes, convirtiendo el diálogo y el debate en un espacio adultocentrista, quedando doblemente invisibilizados”, sostienen.

La colectiva agrega que entre las primeras víctimas -reconocidas oficialmente por el Estado- de la violencia policial y militar, el 30% eran personas migrantes, rasgo identitario que no se enuncia. Asimismo, le preocupa a la Secretaría que las mujeres migrantes no se sientan seguras de denunciar ante instituciones del Estado las situaciones de violencia que viven.

Para la Secretaría de Mujeres Inmigrantes la violencia estructural hacia mujeres y niñxs migrantes se aborda mediante espacios que permitan conocer de primera fuente su realidad, fortaleciendo el tejido social y generando diálogos que promuevan en las mismas mujeres migrantes el conocimiento/defensa y disputa de sus derechos. Así como también, exigiendo al Estado derechos básicos que son negados a la población migrante, como el derecho a la identidad. “Esto violenta principalmente a las mujeres y niñxs, ubicándonos en un lugar de vulnerabilidad desde el que se hace casi imposible disputar otros espacios en el marco social/comunitario, limitando la posibilidad de deconstruir y combatir la violencia”, argumentan.

Es por ello que en estas semanas de movilización se han integrado a cabildos, asambleas, reuniones y otras formas de movilización social en los territorios que habitan. De esta forma han llevado sus demandas al plano de la discusión local, lo que si bien están fuera de la agenda política visible, suponen a largo plazo influirá en la erradicación de la violencia hacia ellas y lxs niñxs migrantes. “Hemos logrado crear estrategias para la vinculación del tema migrante en la agenda social y cabildos propios de nuestra comunidad, lo que ha empujado notablemente el nivel de debate y el consenso en la necesidad de integrarnos a la agenda política nacional”.