Pasar al contenido principal
Inclusión y acción: el rol vital de las mujeres en la defensa del agua y el clima, transformando la agenda ambiental en el Día del Agua
22 Marzo, 2024
Notas
Protege_Los_Molles

Foto: CSW 68: Promoviendo la Agenda de Mujeres Defensoras en un Contexto de Emergencia Climática.

Por Bárbara Astudillo Delgado - Protege Los Molles

Incorporando la perspectiva de género en la lucha por el agua y el clima con inclusión.

En el contexto del Día Mundial del Agua, es crucial reflexionar sobre la importancia de la participación equitativa de las mujeres en las acciones contra la crisis climática. La incorporación de la perspectiva de género no solo es fundamental desde un enfoque de justicia social, sino que también es esencial para generar soluciones pertinentes que tengan un real y mayor impacto en nuestras comunidades y en el planeta.

Las mujeres desempeñan un papel crucial como defensoras de zonas rezagadas que buscan incidencia en los marcos normativos relacionados con el agua y el medio ambiente. Su participación activa y su voz en estos espacios son necesarias para impulsar políticas y prácticas que aborden de manera efectiva los desafíos que enfrentamos.

No podemos darnos el lujo de continuar excluyendo la mirada de las mujeres en la búsqueda de soluciones. No sólo es una cuestión de justicia y reparación histórica, sino que también es una cuestión de eficacia y ética. Las mujeres, día a día, enfrentan desafíos y encuentran soluciones para sobrevivir en sus respectivos territorios, y su experiencia y conocimiento son invaluables en la lucha contra la crisis climática.

En la agenda de la CSW 68 y en la participación de espacios de incidencia internacional, es crucial reflexionar sobre cómo la guerra contra la vida no afecta de forma simétrica a toda la población. Los grupos más expuestos y vulnerables ante la crisis ecológica incluyen la infancia, las personas mayores y enfermas, los pueblos originarios, mujeres y personas pobres, especialmente en los países más empobrecidos.

Es importante tener en cuenta que las mujeres son quienes mayoritariamente se ocupan del cuidado de la infancia, de las personas mayores y enfermas, y de la producción de alimentos de subsistencia. Esto nos lleva a comprender hasta qué punto son ellas quienes cargan sobre sus vidas las consecuencias de un modelo de vida ecocida, y son también quienes resisten y luchan para sostener las comunidades en medio de estas crisis.

Por ello, como defensoras de derechos humanos en asuntos ambientales en los procesos internacionales, debemos estar presentes en la incidencia para garantizar mecanismos que aseguren la implementación efectiva de políticas ambientales. Cada día debería ser considerado como el Día del Agua, ya que es evidente la desaparición de éste y su importancia tanto para la sobrevivencia de los ecosistemas como para el consumo humano.

El avance hacia la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas es clave para abordar no solo la crisis climática, sino también la pobreza y fortalecer nuestras instituciones. Esto requiere no sólo reconocer la importancia de la participación de las mujeres, sino también garantizar su pleno acceso a recursos, financiación y oportunidades para liderar y contribuir de manera significativa a la construcción de un futuro sostenible para todas, todos y todes.

Latinoamérica es la región más peligrosa del mundo para defender el medio ambiente. En este Día Mundial del Agua, recordemos que la inclusión de la perspectiva de género no es solo una opción, sino una necesidad imperativa para enfrentar los desafíos ambientales y sociales que enfrentamos como sociedad global.

Dona